Laxantes naturales

El estreñimiento es protagonista en el verano más veces de las que nos gustaría, por ello te vamos a dar estos consejos sobre los mejores laxantes naturales que puedes aplicar en tu rutina.

laxantes naturales

Remedios naturales caseros

Zumo de manzana con aceite de oliva. Realiza media taza de jugo de manzana (equivale a unas dos manzanas) y añádele otra media de aceite de oliva. Bebe la taza completa antes de dormir.

Ciruelas con miel. Pon a hervir taza y media de agua con seis ciruelas secas. Cúbrelo y deja que repose toda la noche. Añade miel a la mañana siguiente y bébelo. Las ciruelas también te las puedes comer.

Té con aloe vera. Es magnífico para el tránsito intestinal y la piel. Tómalo frío tras dejarlo reposar en una botella de cristal, pero recuerda que no debes tomar más de un par de tazas por semana. Esta técnica no es recomendable para niños ni mujeres embarazadas.

Compresa de aceite ricino. Esta técnica no implica ingerir nada y consiste en mojar una gasa en aceite y calentar a fuego lento. Después la situaremos en la zona lumbar y la taparemos con una toalla para que dure más el calor.

La rutina

Bebe agua con muchísima frecuencia. Mínimo 2 litros diarios (unos 8 vasos) y de forma repartida. Muchas veces el estreñimiento es causa de la deshidratación.

Realiza ejercicio físico. Hacer deporte o estar activo es imprescindible para tener una buena actividad intestinal y remediar así los problemas de estreñimiento.

Alimentos ricos en fibra

La fruta (plátano, naranjas, aguacates…), los vegetales como la cebolla o el brócoli, la pasta y los cereales integrales y las legumbres son alimentos con alto contenido en fibra, lo que a veces es el mejor laxante. Si deseas saber más acerca de alimentos con efecto laxante entra aquí.

Medicamentos laxantes naturales

A veces estos remedios no consiguen el efecto esperado y para eso contamos con medicamentos que nos ayudan a solventar el estreñimiento a corto plazo, aun siendo fabricados con materiales naturales. Por eso nosotros te recomendamos Zeninas, un laxante suave que no provoca irritaciones ya que actúa directamente en el intestino grueso. Además, el uso de estos puede ayudarnos también a perder peso. Si tienes cualquier duda sobre qué laxante natural se adapta mejor a tu situación no dudes en ponerte en contacto con nosotros.