Cómo evitar el estreñimiento en verano

teevitar estreñimiento en verano

La llegada del verano trae consigo muchas cosas buenas como los días libres, el calorcito, bañarte en la piscina o ir la playa. No obstante, estos cambios en nuestra rutina desembocan muchas veces en problemas gastrointestinales como el estreñimiento vacacional. Además, la deshidratación provocada por el aumento de la temperatura exterior tampoco ayuda a prevenirlo. Por ello, Zeninas te va a dar unos consejos para evitar el estreñimiento y que estos cambios no estropeen tus vacaciones.

Consejos para evitar el estreñimiento en verano

evitar estreñimiento en verano

Ponte horarios.

Es cierto que estás de vacaciones y es difícil, pero fijar unos horarios para comer e ir al baño acostumbrará al cuerpo a tener regularidad. Evidentemente no tiene que llevarse a rajatabla pero, con poca atención que prestes, lograrás resultados.

No te saltes los desayunos.

Hay infinidad de estudios que confirman la importancia de empezar el día con una buena ración de nutrientes. Un desayuno completo es la mejor manera de ayudar a tu aparato digestivo desde primera hora de la mañana.

La fibra.

Muchas veces, en nuestro periodo vacacional, estamos fuera de casa y es muy difícil seguir una dieta regular. Por ello, una buena forma de alejar el estreñimiento es añadiendo alimentos ricos en fibra vegetal ya que ayudan al tránsito intestinal. El pan, la pasta integral, la verdura, la fruta o las legumbres son algunos buenos ejemplos.

En las comidas.

Incluye siempre un primer plato de ensalada, verdura o legumbres a tus comidas. Como segundo, un poco de carne o pescado pasados por la cacerola o la plancha son una buena posibilidad; el pescado azul es una de las opciones más recomendadas.

El agua: primordial.

Si beber líquidos es imprescindible todo el año, en verano más todavía. Las altas temperaturas y los excesos que conlleva el verano favorecen la deshidratación y, con ella, el estreñimiento vacacional. Una buena manera de prevenir la deshidratación es beber 2 litros de agua diarios, por ello, te recomendamos administrarte entre 8 y 10 vasos de agua a lo largo de tu jornada veraniega.

El ejercicio físico.

Quizá seas una persona deportista todo el año y también quieras desconectar de esta rutina, o quizá no. En cualquiera de los casos, no es necesario que hagas una hora de deporte todos los días pero sí puedes aprovechar momentos de tus vacaciones para practicar ejercicios que a lo mejor sólo puedes hacer en verano. Si vas a la piscina échate unos largos, nada en el mar o juega a las palas en la playa, o simplemente pasea por la orilla cuando quieras darte un bronceado. Estos detalles ayudarán a tu intestino y te harán sentir que aprovechas al máximo tus vacaciones.

El estrés.

El estrés es una de las principales causas del estreñimiento. No olvides dejarlo en tu casa o la oficina y relájate estos días, las tareas no van a disminuirse porque estés con ellas en la cabeza y desconectar es la mejor forma de afrontarlas con energía a la vuelta de tu descanso. Unas buenas formas de combatirlo son tomar el sol escuchando música, leer en la playa o ir a que te den un buen masaje relajante.

Los pequeños detalles.

No te engañes, vas a estar de vacaciones y no vas a andar reprimiendo tus ganas de hacer cosas que no haces el resto del año, no obstante, hay pequeñas rutinas que te harán disfrutar al máximo y favorecerán tu tránsito intestinal. Bebe zumos en lugar de refrescos, cambia las patatas fritas por frutos secos, sustituye alguna caña por el tinto de verano, o pon pan integral en tus tostadas del desayuno. Son ejemplos de pequeños detalles que traen consigo muy buenos resultados.

En el caso de ellas.

Si vuestras vacaciones coinciden con la menopausia o estáis embarazadas, tenedlo en cuenta. Esta es una razón de más para seguir este tipo de pautas ya que las alteraciones hormonales pueden provocar estreñimiento y alteraciones a la hora de ir al baño.

Los medicamentos.

Si vas a viajar y no quieres sorpresas, no olvides leer el prospecto de los medicamentos que tomes. Te recordamos que el estreñimiento es uno de los efectos adversos más populares en muchos medicamentos. Algunos de ellos son como las pastillas para la tensión, los jarabes, los anticonceptivos, los antidepresivos, etc.

Intenta llevar a cabo en la medida de lo posible estos consejos y olvídate de preocuparte por si el estreñimiento quiere meterse en tu maleta este verano. Si quieres saber más sobre cómo evitar el estreñimiento en verano o conocer alguno de nuestros productos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.